La Antigua

    Ante la necesidad de buscar una nueva ubicación donde dar culto a la imagen de la Virgen de la Piedad, patrona del pueblo,  y dado que la ermita del barrio bajo se estaba cayendo debido a las lluvias, quisieron los iznajeños edificar un nuevo templo. En principio se pensó construir en los olivos del Nieto, pero debido a algunas  desavenencias, el lugar elegido fue su actual emplazamiento que era llamado el corral del concejo. Con trazas de Francisco Doblas, hermano mayor de la cofradía de la Virgen de la Piedad, un viernes, 9 de junio de 1600 se puso la primera piedra del nuevo edificio, terminándose 3 años más tarde, el sábado 19 de Septiembre de 1603, fecha de celebración de la primera misa.    

Ermita de La AntiguaErmita de La Antigua

    Esta primera obra que realizó el maestro albañil llamado Contreras el viejo no tenía camarín. La imagen de Ntra. Sra. De la Antigua y Piedad se traslado a su nueva ermita el 23 de abril de 1.639 y se terminaron las pinturas que decoraban los muros en 1.640. Poco duraría esta primera obra pues en 1687 se encarga la reconstrucción de la ermita, extramuros de esta villa, por haberse caído. Alguna obra se había hecho ya en abril del 1685 por los maestros alarifes públicos Francisco Muñoz el viejo y Francisco Muñoz el mozo, consistente en sacar zanjas hasta los enmaderados, cubrirla con ellos, hacer un tejado y otros reparos útiles, forzosos y necesarios para su ejecución.  

    La nueva iglesia tiene planta de salón cubierta por bóveda de cañón con arcos fajones. Lo más interesante es el camarín de la Virgen, en alto, y casi tan ancho como la nave. Tiene cuatro columnas en medio, que compartimentan el espacio en nueve tramos cubiertos por bóvedas de arista y vaídas, excepto el tramo central que lo está por cúpula con linterna. Cerca de los pies de la iglesia se abre la capilla de Jesús Nazareno, con camarín de yeserías barrocas, bastante bien labradas, aunque parece obra tardía.

    Al exterior destaca el hastial, ornado hacia 1980 con ribetes de ladrillo visto de sabor popular, dejando en planta baja dos testigos de la obra antigua, de cantería. Tiene una torre cuadrangular a la derecha, incluida en el cuerpo de la nave.

    Consta de una nave de cañón escarzano con cuatro tramos separados por tres fajones que apean en cornisa, capitel y guardamalleta; tiene coro a los pies y testero plano. El retablo mayor es neoclásico de fines del XVIII, de madera que imita mármol, integrado por un orden de dos columnas de capiteles compuestos y dorados, y remate. En su único hueco se abre el camarín de la titular, que es una sala cuadrada con un baldaquino central de cuatro columnas que genera nueve espacios semejantes cubiertos los de esquina por bóvedas baídas, los tres centrales por casquetes sobre pechinas y el anterior y posterior a la Virgen por bóveda de aristas. Es obra del siglo XIX, quizá relacionada con el baldaquino de plata que sirve de trono a la imagen, estrenado en 1878.  Adornan el camarín un crucifijo pequeño sobre cruz de madera dorada, de hacia 1600 y los lienzos con la imaginaria historia de la aparición de la imagen. 

    A la izquierda del testero puede verse la talla del Santísimo Cristo amarrado a la Columna, menor que el natural, obra correcta de talleres locales y estética granadina de hacia 1700. Por toda la iglesia se ven retablos neoclásicos con fanal que guardan imágenes sin interés a excepción de la Verónica y San Juan Evangelista, de igual fecha que el Señor Amarrado. Entre los cuadros cabe destacar una Virgen de las Angustias de Grana da, de fines del XVII, la Inmaculada, de escuela granadina e igual fecha, y un San Jerónimo, local de hacia 1700.

    En el muro derecho, y tras un arco decorado por una cartela barroca, se dispone la capilla de Jesús Nazareno; es de planta cuadrada y bóveda por arista con florón de hojarasca. El retablo de estípites, con cuerpo y remate, fechable hacia 1750, presenta rasgos próximos al estilo de Cecilio E. Roldán. La hornacina, de arco mixtilíneo, sirve de pórtico al camarín, cubierto por bóveda sobre pechinas con hojarasca abundante y de corado en el testero con un cuadro de la Piedad de carácter popular. La imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno es de vestir y se fecha a comienzos del XVIII, siendo correcta obra de talleres de la zona y canon granadino. En la misma capilla se ven imágenes de Olot, procedentes de San José, y en el muro de la derecha cuelga un buen cuadro de comienzos del XVII con el apóstol San Andrés.

Historia

Partida de bautismoPartida de bautismo

Calles

Las calles de IznájarLas calles de Iznájar

Monumentos

La VillaLa Villa

Personajes

D. Carlos BurellD. Carlos Burell