Aljibe de la Iglesia de Santiago   

Aljibe Aljibe     Bajo el muro del crucero de la iglesia de Santiago existe un gran aljibe de planta rectangular, de 7,50 metros de largo por 3,70 de ancho, con una profundidad desde el suelo hasta la moldura de arranque de la bóveda de 2,10 y hasta la parte superior de la misma, de 2,46 metros. Estas dimensiones le proporcionaban una capacidad máxima de almacenamiento en torno a los 67 metros cúbicos.

    El aljibe penetra bajo la iglesia con una orientación de 90 grados y está atravesado en una de sus esquinas oblicuamente (150º) con una estructura formada por un gran pilar central del que parten dos arcos de medio punto similares en ejecución a los tres arcos ciegos enmarcados que se pueden ver en el brazo derecho del crucero de la iglesia.

    Las obras de la iglesia, que ya se estaba construyendo en 1547, respetaron el aljibe, encajando en su interior los arranques del muro del crucero, posiblemente con intención de continuar abasteciendo a la población, aunque la estructura de pilares disminuye el volumen de agua almacenado en 7,5 metros cúbicos aproximadamente.    

Pilar central Pilar central

El pilar central esta fabricado con grandes sillares de piedra caliza muy bien escuadrados. Sus dimensiones son 1,70 de largo por 1,09 de ancho. Del mismo parten dos arcos que arrancan a una altura de 2,10 m. desde el suelo. Uno de los arcos se encuentra completo con un vano de 2,62 metros, finalizando en la pared frontal del aljibe donde se empotra. El otro solo muestra el arranque y varios sillares, pues el resto de la obra se empotra en la bóveda del aljibe, y es probable que este arco tenga continuidad bajo el pavimento de la calle. Al primer arco se le construyo un pilón de contención a principios del XVII para soportar el peso del muro del crucero. No se observan los pilares donde descansarían ambos arcos; el primero deberá encontrarse bajo la puerta de entrada de la iglesia y el segundo bajo el muro del crucero a la altura del arco de la calle La Villa.

   Sabemos que la iglesia tuvo problemas de asiento desde un principio. Hay repetida constancia de ello. A principios del XVIII, Francisco Delgado, maestro mayor de la catedral de Granada, levantó un gran bostarel con arbotante sobre la calle para contener la esquina del crucero opuesta a la torre. Por la misma fecha debió construirse el soporte del arco empotrado en el aljibe. Este pilar está realizado en bastos sillares de arenisca de 1,32 metros por 0,90 centímetros y alcanza una altura de 2,40 metros desde el suelo del aljibe hasta el centro del arco.

    La cubierta del aljibe se cubre con bóveda de medio cañón. Se observa interiormente, en la parte trasera de uno de los arcos, un hueco en el techo de la bóveda que deja al descubierto un vano semicircular de mampostería en piedras de tamaño mediano. Otra apertura rectangular tapiada con cal y ladrillos aparece a la altura del pilar central. La misma serviría para la extracción de agua que se realizaba por el interior la iglesia hasta que en 1595 se le abre por la calle La Villa una entrada cuadrangular en su esquina derecha para ser usado solamente desde la calle. No existen indicios del lugar donde estaría situada la boca de acceso original. En la actualidad se accede por el brocal ejecutado en la calle La Villa.arranque 

    Posible brocal Posible brocal Las paredes del aljibe están enlucidas con mortero de cal pintado a la almagra. Actualmente presentan un color ocre motivado por la degradación del color rojizo. En las zonas más bajas se aprecia el desgaste del enlucido que deja al descubierto una capa de fina arena.

    En el lado lateral izquierdo del aljibe, el que da a la calle, a la altura de la moldura del arranque de la bóveda existe una apertura circular tapada que pudiera haber servido para decantación de las aguas almacenadas en su interior, pues la presencia de un socavón en el centro del aljibe indica que el agua depositada llega a través de un pozo ejecutado en el centro del mismo.

     En cuanto a la cronología cabría pensar por su situación, orientación y volumen en un aljibe árabe perteneciente a la antigua mezquita que serviría a la guarnición de la alcazaba y quizás también a la población del arrabal. Sobre el solar de la mezquita se construyó la iglesia parroquial y se respetó la obra que ha llegado a nuestros días.

 

 

Miguel Villalba

 

Historia

Partida de bautismoPartida de bautismo

Calles

Las calles de IznájarLas calles de Iznájar

Monumentos

La VillaLa Villa

Personajes

D. Carlos BurellD. Carlos Burell